La Defensora del Pueblo Europeo, Emily O’Reilly, ha reconocido la existencia de un conflicto de intereses entre las Compañías Eléctricas y las Empresas de Telecomunicaciones, en relación a los perjuicios que pueden causar los nuevos Contadores Inteligentes sobre la Salud Humana.

El 7 de enero de 2015, el Comité Económico y Social Europeo (CESE) evitó en una Sesión Plenaria la votación del Dictamen emitido por la sección especializada de Energía el cual manifestaba con rotundidad los perjuicios que pueden causar a la Población Europea la instalación de los denominados “Smart Meters” (Contadores Inteligentes), y provocado por uno de los miembros del CESE, Richard Adams.

Tras concluir el mandato de Richard Adams en el CESE el 20 de septiembre de 2015, se comprobó que este señor era miembro del Consejo de Administración de Sustainability First, una Organización Británica que promueve la instalación masiva de los Contadores Inteligentes. Esta Organización, representada por más de 300 empresas del sector de la Electrónica, las Telecomunicaciones y la Energía, entre las que se encuentra ENEL (Propietaria de ENDESA) Vodafone, Iberdrola, Siemens, EDF Energy, E.ON Electric, entre otras. Todas ellas fabricantes y/o instaladoras de los nuevos Contadores Inteligentes.

La Defensora del Pueblo Europeo al constatar la actuación de los lobbies Energéticos en el proceso de la votación, ha reconocido la inadecuada gestión del CESE por lo que ha aperturado un expediente disciplinario  [635/2016/PHP] con el fin de investigar en profundidad los verdaderos perjuicios para el Medio Ambiente y la Salud Humana de los Campos Electromagnéticos que producen los Contadores Inteligentes.

Este presunto incumplimiento reconocido por la Defensora del Pueblo ha provocado la revisión de todos los protocolos de seguridad electrónica de estos dispositivos, por lo que se hace todavía más fuerte la Denuncia presentada en Bruselas por esta Asociación contra la falta de transparencia en relación con la Legislación Comunitaria de Eficiencia Energética, adaptada a la normativa española.

Volvemos nuevamente a recordar que los Contadores Inteligentes que se están instalando en España son ILEGALES, pues no cumplen con la Normativa Vigente.

Solicitar el rechazo de su instalación es totalmente LEGAL, y te recomendamos que lo hagas, de igual forma que si ya te lo han instalado.